fbpx
Tipos de retenedores tras la ortodoncia

¿Qué pasa tras colocar ortodoncia?

¿Qué pasa tras colocar ortodoncia? 851 527 admin

Clínica Dental en Mieres

La ortodoncia es la especialidad de la odontología que trata de corregir las maloclusiones de los dientes. Una vez terminado el tratamiento debemos seguir unas pautas para evitar que los dientes vuelvan a su posición inicial (ya que tiene memoria), la última fase de la ortodoncia es la colocación de los aparatos de retención. Existen diferentes tipos de retenedores tras la ortodoncia, dichos aparatos tienen como misión estabilizar los resultados obtenidos en la fase activa del tratamiento de ortodoncia.

La fase de retención es tan importante como el tratamiento activo de ortodoncia. La colaboración del paciente es fundamental para conseguir un buen resultado y una estabilidad en el alineamiento dentario conseguido previamente.

Tipos de retenedores tras la ortodoncia

Pueden ser fijos, como su nombre indica, no se pueden quitar y removibles los que se pueden quitar y poner.

Retenedores removibles

Deben usarse durante 24 horas al día en un plazo de 3 meses y después colocarlos sólo para dormir. Se aconseja no comer con ellos puestos y lavarlos al menos una vez al día con agua y jabón. Dentro de los retenedores removibles existen dos tipos:

Retenedor essix o férula

Es un aparato transparente sin paladar casi imperceptible a la vista.

Retenedor Hawley

Es un aparato de resina y alambre que es usado por los pacientes que han llevado una 1ºfase de ortodoncia y tienen dentición mixta (dientes de leche y definitivos). La placa mantienen la forma de arcada y tiene unas edentaciones en el acrílico para guiar a los caninos y premolares a su correcta erupción en la arcada.

Retenedores fijos

Consisten en un delgado alambre que se pega en la parte interior de los dientes permitiendo que no se muevan. Es recomendable evitar alimentos duros que podrían provocar que se despeguen o se fracturen.

Protocolo post-retención

  • Informar al paciente de la importación de la retención y las consecuencias de no llevarla.
  • Explicar claramente su uso y mantenimiento.
  • Debemos insistir en que la retención es de por vida.
  • Realizar revisiones periódicas para evaluar el estad de los retenedores y ver la colaboración del paciente así como su higiene.
  • En estas revisiones también es importante hacer mención a las muelas del juicio, ya que son las causantes de movimientos no deseados de los incisivos tras la ortodoncia.
  • A partir de los 20 años tiene lugar el llamado apiñamiento terciario, una disminución de la distancia intercanina, es por ello que con el paso del tiempo los dientes inferiores pueden apiñarse si no es colocado un aparato de retención.

¿Tienes alguna duda? Pide cita ahora en  nuestra Clínica Dental en Mieres

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar